Aeropuerto de Saint-Denis

Lista de vuelos directos a Saint-Denis

Situado a 8 km de Saint-Denis, en la comuna de Sainte-Marie, el aeropuerto de Roland-Garros es la principal plataforma aeroportuaria de la isla de La Reunión. Anteriormente conocido como «Gillot», el aeropuerto de La Reunión acoge una media de dos millones de pasajeros al año. En cuanto a destinos atendidos, Roland-Garros ofrece vuelos regulares con o sin escalas hacia Francia, la India, Tailandia, Sudáfrica, las Comores, las Seychelles, Madagascar e Isla Mauricio. Ubicada sobre una superficie total de 27 000 m2, su única terminal cuenta con 21 mostradores de facturación y 6 pasarelas de embarque climatizadas. Además de una sala privada destinada tanto a particulares como a profesionales y un servicio de lanzadera disponible los 7 días de la semana, los pasajeros que quieran estacionar cerca del aeropuerto de Roland-Garros disponen de un aparcamiento público descubierto de 800 plazas situado delante de la terminal.

La Reunión, tierra volcánica apenas domesticada, ofrece una amplia gama de actividades: caminatas deportivas, paseos por jardines de esencias y aromas únicos, mágicas inmersiones en las límpidas aguas del océano Índico o visitas a museos. ¡Hay para todos los gustos! Saint Denis, la prefectura, posee atractivos que van más allá de las postales. Reserva un vuelo a La Reunión y ven a recorrer el Barachois, un paseo bordeado de cañones que apuntan hacia el mar, antes de sumergirte en el corazón de la ciudad. El distrito histórico de Sainte Suzanne, que data del siglo XVII, te hará descubrir su faro, lugar de exposiciones, y su famosa Vanilleraie. ¿Por qué no te alojas cerca de allí? Ya puedes reservar una habitación de hotel en Saint Denis para tus vacaciones. La Rue de Paris, prolongada por la avenida de la Victoria, forma un notable conjunto que ilustra los estilos colonial y neoclásico. La mezquita Noor-al-Islam y el policromado templo Kovil Kalikambal conviven en armonía con una catedral católica, ilustrando la rica diversidad cultural del lugar. Tómate un vaso de Charrette y deja que tu mente se embriague con los espacios abiertos que ofrecen las calderas de Mafate, Salazie y Cilaos.

Reserve un billete de avión a Saint-Denis